Proporcionando agua potable en Djibouti por GENAQ y GFM

31 octubre, 2023

...

Imagina vivir en una comunidad remota donde el agua potable no es una garantía, sino un raro privilegio. Este escenario no es sólo hipotético. En muchas regiones, la escasez de agua potable obstaculiza directamente la salud. Así como la educación y la calidad de vida en general. En Djibouti, esta apremiante preocupación se está transformando gracias a una solución probada.

Djibouti, ubicado en el Cuerno de África, históricamente ha luchado contra la escasez de agua, especialmente en sus comunidades aisladas. Pero ahora, gracias a la experiencia combinada de GENAQ, reconocida en generación atmosférica de agua, y la competencia de GFM en energía solar, se está logrando una diferencia tangible.

Una alianza anclada en la realidad y la sostenibilidad

GENAQ, que ya ha dejado su huella a nivel mundial al convertir la humedad atmosférica en agua potable, ahora ha extendido su alcance a Djibouti. Al mismo tiempo que integra las soluciones solares de GFM. No se trata de una visión del futuro; se trata de satisfacer una necesidad presente: garantizar un suministro regular de agua potable a las comunidades más aisladas.

El punto de inflexión: GENAQ Cumulus C5000

A la vanguardia de este esfuerzo en Djibouti se encuentra el generador GENAQ Cumulus C5000. Diseñado para aprovechar la humedad del aire, suministra eficazmente agua potable de calidad, lo que demuestra su eficacia incluso en el clima de Djibouti.

Aprovechar el sol: un verdadero ciclo de sostenibilidad

En una región bendecida con abundante luz solar, los paneles solares de GFM crean sinergia con la tecnología de GENAQ. Alimentar el generador Cumulus C5000 con energía solar no sólo es respetuoso con el medio ambiente; es un testimonio de la sostenibilidad del proyecto y de la reducción de la huella de carbono.

Sentando las bases: instalación, capacitación y más

La precisión con la que se instalaron la tecnología y los paneles solares subraya el compromiso con la excelencia. Al impartir formación esencial a los residentes locales, el proyecto garantiza que no se trata sólo de implementar una solución. Pero empoderando a la comunidad para sostenerlo.

Impactos en cadena y un plan para el mañana

Los efectos de esta colaboración entre GENAQ y GFM son tangibles. El agua potable ya no es un lujo sino una realidad accesible, que cataliza mejoras en la salud y libera potenciales de desarrollo. Pero este proyecto no se dirige sólo a Djibouti. Establece un precedente replicable, abogando por intervenciones tecnológicas y sostenibles en todo el mundo.

La empresa conjunta entre GENAQ y GFM en Djibouti subraya la armonía entre tecnología y sostenibilidad. Al abordar la necesidad fundamental de agua potable, no solo están transformando una comunidad sino que también ilustran una hoja de ruta para otras regiones que enfrentan desafíos similares. Su trabajo no sólo es encomiable; es un faro esencial que otros deben seguir.

¡Consulta nuestra publicación en las redes sociales sobre el proyecto Djibouti para saber más!

Related post


S50

Nuevo GENAQ Stratus S50: Apostando por la innovación

GENAQ, pionero en la generación atmosférica de agua, continúa desafiando […]